Cómo Hacer Redituable tu Marketing de Contenidos

content roi

Seamos honestos: Crear contenido de manera consistente puede ser todo un problema.

Confía en mí, lo sé.

Después de bloguear casi diario, con más de 4,000 publicaciones a mis espaldas, me he encontrado con casi cualquier obstáculo que te pudieses imaginar.

Desde terribles casos relacionados con el bloqueo del escritor a indagar temas que hacen estremecer a los lectores, no se puede negar que existen retos para crear contenido fresco día con día para tu audiencia.

Aunque tampoco se pueden negar los beneficios de bloguear, y es por eso exactamente que no puedes permitirte ignorar tu compromiso a largo plazo con el contenido.

HubSpot señala que el 60% de los marketers considera el contenido de blog como su prioridad en cuanto a estrategias de inbound. Mientras tanto, los marketers que bloguean con regularidad, reciben aproximadamente un 67% más leads que aquellos que no lo hacen.

Cuanto más publiques en tu blog, es más probable que construyas las bases para recibir tráfico y leads con el paso del tiempo.

Pero, probablemente ya sabes todo esto, ¿no?

La verdadera pregunta que atormenta a la mayoría de los marketers es esta: ¿Cómo sabes si tu contenido está generando dividendos? ¿Cómo puedes estar seguro de estar obteniendo los frutos de cada centavo que has invertido, considerando el tiempo y recursos que lleva crear un nuevo contenido?

Si eres un marketer que está metiendo sangre, sudor y lágrimas en su contenido, y aun así, ves poco o nada de ROI, ciertamente no estás solo. En realidad solamente el 41% de los marketers ven un ROI positivo con sus esfuerzos de marketing de contenidos.

Auch.

Desafortunadamente, veo que esto para todo el tiempo.

Existen muchas razones por las cuales tu contenido pudiera fallar, pero hay un problema en particular que ataca a la mayoría de los marketers con los que trabajo (pista: probablemente no es porque seas un mal escritor).

Al final, todo se resume en cómo inviertes tu tiempo.

La mayoría de los marketers son terriblemente ineficientes cuando se trata del tiempo que invierten en cualquier contenido.

Esto es lo que pasa: No estoy hablando del tiempo que invierto escribiendo o editando. Regularmente elaboro posts de alta calidad en dos horas sin mayor esfuerzo. Es probable que tú también puedas hacer esto.

Su eficiencia se origina en cómo tratan su contenido después de hacer clic en “publicar.”

Después de todo, puedes estar haciendo todo bien en términos de optimización on-page y aun así ver poco engagement de tus lectores y de las SERPs por igual.

En una era en la que más de 2 millones de artículos de blog son publicados al día, la promoción es la clave fundamental del rompecabezas del marketing, que es tan importante, pero al mismo tiempo, tan fácil de arruinar.

Si no te estás tomando el tiempo necesario para aprovechar al máximo tu contenido en términos de promoción, te estarás perjudicando a ti mismo.

Si quieres ver resultados reales de tu contenido, desde más compartidos y comentarios a “likes” y leads, quizá es el momento de pensar nuevamente en cómo inviertes tu tiempo creando contenido.

Deja de Pensar en Contenido de Manera Aislada

Primero, pregúntate a ti mismo: ¿Qué estoy intentando lograr con mi contenido? ¿Cuáles son mis metas?

A pesar de que las metas de cualquier marca serán distintas en términos de su creación, el objetivo de promover tu contenido es bastante directo.

Tu objetivo final debería ser mostrar tu contenido a cuantas personas y clientes potenciales puedas sin sacrificar tiempo.

Ahora, probablemente ya estás familiarizado con la regla 80/20, la cual señala que el 80% de nuestros resultados, se generan del 20% de nuestros esfuerzos.

Deberías aplicar el principio 80/20 a tu estrategia de contenido, pero no te confundas.

Si estás invirtiendo el 80% de tu tiempo creando contenido y solamente el 20% de tu tiempo promoviéndolo, tus contenidos nunca recibirán la exposición que merecen.

En otras palabras, cuantos menos comentarios, menos leads, y un ROI negativo.

Por otro lado, si inviertes la mayor parte de tu tiempo promoviendo tu contenido a través de los canales correctos, inevitablemente mostrarás tu contenido a más personas, harás crecer tu número de lectores, y te ahorrarás tiempo creando nuevos artículos.

No veas cada contenido de manera aislada. En lugar de eso, contémplalo desde una perspectiva de promoción.

Digamos que has invertido horas para elaborar un excelente contenido. ¿Cómo vas a usar tu preciado tiempo para promoverlo?

¿Por dónde deberías comenzar?

Ataca los Canales de Promoción que Tengan Sentido

La reacción inmediata que la mayoría de los marketers tienen es ir directamente a las redes sociales después de haber terminado su artículo de blog más reciente.

Bien pensado, pero no tan rápido.

De acuerdo con el Content Marketing Institute, la mayoría de los marketers B2B usan al menos 13 tácticas de marketing de contenidos para cada artículo de blog que publican.

Eso significa que tienes muchas opciones de promoción, ¿verdad?

Desafortunadamente, eso también significa que tienes muchas oportunidades de desperdiciar tu tiempo en plataformas que simplemente no tienen sentido.

A pesar de que las redes sociales tienen una mala reputación por absorber mucho tiempo, es un hecho que el 66% de los marketers obtienen beneficios positivos de generación de leads a través de redes sociales, de acuerdo con HubSpot.

Recuerda: La eficiencia es el nombre del juego. Solamente deberías elegir y escoger plataformas que te acercan a tu audiencia.

No hay una respuesta “correcta” con respecto a dónde deberías tener disponible tu contenido. Identifica dónde pasan el rato tus leads potenciales y quién interactuará con tu contenido.

Después de todo, solamente la mitad de todo el contenido que circula en la blogósfera se comparte ocho veces o menos, de acuerdo con Buzzsumo.

No sé tú, pero creo que esos números son bastante mediocres.

Pero eso es lo que pasa cuando los marketers intentan atacar todos los canales sociales y al final no obtienen los resultados esperados.

Cuantos más canales intentes dominar, menos tiempo podrás invertir en una promoción efectiva.

Por ejemplo, la mayoría de las marcas B2B normalmente tienen mucho éxito en Twitter y LinkedIn. Mientras que el énfasis de Instagram y Pinterest en el contenido visual hacen que sean el lugar indicado para los negocios B2C.

Y después, por supuesto, está Facebook, el cual es utilizado por más de 1,230 millones de usuarios al día

 

Ahí es por donde comenzaremos.

Cualquiera negocio debería estar promoviendo su contenido en Facebook, eso es un hecho. Debido a que la mayoría de la gente invierte cerca de una hora al día solamente en Facebook, es la plataforma en la que la mayor parte de tu audiencia consume contenido.

De hecho, apuesto a que una buena cantidad de mis lectores accede a mi contenido exclusivamente a través de Facebook.

Este es un ejemplo de una de mis entradas de blog más recientes como aparece en la plataforma:

Afortunadamente, publicar en Facebook no es una ciencia. Es fácilmente el canal de redes sociales más directo que puedes aprovechar para promoción de contenido. Lo único que necesitas es marcar las siguientes casillas:

  • Elige una imagen destacada relevante que llame la atención de tu audiencia (ya que las publicaciones con imágenes obtienen un 120% más de engagement)
  • Verifica que la previsualización de tu publicación se muestre correctamente.
  • Acompaña tus publicaciones con algún tipo de texto único para motivar más a los lectores a que hagan clic (en este caso, “Así es como escribo mis artículos de blog”)

Aquí tienes otro ejemplo de una publicación simple, pero atractiva, a la cual se le dio formato para generar engagement en Facebook:

A diferencia de algunas plataformas como Twitter, donde se alienta el contenido repetitivo, normalmente sólo publico mi contenido en Facebook una vez. Quizá también hayas notado que intento publicar mis artículos cerca del medio día o temprano por la tarde, a pesar de que el impacto del horario de mis publicaciones es incierto, considerando lo volátil que se ha vuelto el algoritmo de Facebook.

Otro excelente aspecto de publicar en Facebook es poder interactuar fácilmente con mis seguidores.

Al  responder a los comentarios en mis publicaciones, sé exactamente qué está pasando en la mente de mi audiencia y me aseguro de que mis temas estén satisfaciendo sus necesidades. Obtener retroalimentación positiva de tus lectores es quizá, el mejor indicador de que lo que estás escribiendo es lo que esperan.

Como puedes ver, publicar en Facebook es simple y  curar el contenido en la sección de comentarios no requiere mucho inversión de tiempo.

Twitter, por otro lado, es una historia completamente distinta.

La naturaleza de Twitter es una bendición así como una maldición para los marketers. A pesar de que los hashtags pueden ser una increíble oportunidad para mostrar tu contenido a nuevos lectores, es igual de fácil perderte entre la multitud.

Dado que estás luchando contra aproximadamente 350,000 tweets por minuto, no estarás aprovechando Twitter por completo si solamente publicas contenido nuevo una o dos veces al día. Es probable que el 99% de tus seguidores no lo vean.

No temas publicar tus contenido en Twitter una y otra vez: Eso es exactamente lo que yo hago con mis más de 250,000 seguidores. Este es un ejemplo de uno de mis tweets más recientes:

Y este es el mismo tweet unos cuantos días antes (fíjate en la fecha y el número de likes y retweets):

Ambos tweets reciben mucho amor a pesar de ser idénticos.

Invierte unos cuantos segundos en mi perfil y verás que publico constantemente. ¿Crees que escribo cada tweet manualmente todo el día?

Absolutamente no.

Debido a la rápida naturaleza de la plataforma, las herramientas para programar publicaciones en redes sociales, como Buffer, son obligatorias. Con el paso del tiempo, podrás reciclar tu contenido y experimentar con distintas imágenes y hashtags para entender qué tipos de publicaciones están conectando mejor con tu audiencia.

¿Quieren artículos con listados? ¿Contenido instruccional? La única manera de saberlo es experimentando.

Al programar tus publicaciones por adelantado, esencialmente estarás poniendo a Twitter en piloto automático y podrás enfocarte en otros aspectos de tu marketing.

Como menciona CoSchedule, se recomienda twittear frecuentemente: Tener una herramienta para programar publicaciones hace que administrar la plataforma sea exponencialmente más sencillo.

Al igual que publicar en Facebook, estrategias como programar contenido en Twitter, rápidamente se volverán algo natural una vez que encuentres tu ritmo.

Y por último, hablemos del potencial de LinkedIn.

Si estás en el nicho B2B, LinkedIn presenta fantásticas oportunidades de promoción cuando se trata de impulsar tu contenido. Más de 1 millón de negocios están aprovechando la plataforma de publicaciones de LinkedIn, y te recomiendo que hagas lo mismo.

Por ejemplo, al publicar nuevamente mi contenido de blog en LinkedIn, puedo…

  • Llegar a lectores específicos, los cuales de otra manera no verían mi artículo de blog más reciente
  • Cosechar los beneficios del SEO al generar tráfico a mi sitio web
  • Posicionarme de una mejor manera como autoridad y líder de pensamiento en mi sector

¿Adivina qué? Deberías estar haciendo lo mismo si quieres ser considerado como un influencer que crea contenido que se debe leer.

Si bien algunas personas tienen preocupaciones sobre las penalizaciones de contenido duplicado al publicar nuevamente a través de LinkedIn, probablemente no tengas mucho de qué preocuparte, de acuerdo con Search Engine Journal. De igual manera, siempre puedes cambiar tus títulos, palabras clave, y estructura si eres paranoico con las penalizaciones.

Por ejemplo, personalmente me gusta dar a mis lectores un adelanto de mi blog a través de LinkedIn, y finalmente, llevar a esos lectores a mi sitio web. Es un win-win, ya que esta estrategia genera más tráfico a mi blog y me genera más oportunidades para obtener más leads a través de mis CTAs en mi sitio web.

Genial, ¿verdad?

Ten en mente que Facebook, Twitter, y LinkedIn son sólo unas cuantas opciones para promocionar tus contenidos.

Estas tres plataformas ni siquiera son el comienzo de lo que potencialmente podrías hacer con un solo contenido en redes sociales.

Sin embargo, estas tácticas por sí solas son suficientes para llegar a miles de nuevos contactos, al mismo tiempo que generas un flujo constante de tráfico a tu blog, de manera regular.

¿Sabes qué es lo mejor? No requiere de mucho tiempo o esfuerzo.

Para estos tres canales en particular, podrías invertir desde treinta minutos a una hora, dando formato y editando.

Vale la pena por completo.

Tomarte el tiempo para hacer este tipo de promoción social es básico si estás buscando obtener un ROI positivo.

Pero si de verdad quieres aprovechar al máximo tu contenido, ¿por qué no llevar tu estrategia promocional unos pasos más allá?

Dale un Nuevo Enfoque a tu Contenido

Al igual que la promoción para redes sociales, dar un nuevo propósito a tu contenido funciona de manera excelente cuando eliges los canales correctos.

A pesar de que dar un nuevo enfoque a tu contenido requiere de más trabajo que simplemente publicar tu contenido en redes sociales, presentar tu contenido en múltiples formatos es absolutamente crucial para expandir tu alcance y obtener nuevos leads.

Esto es particularmente cierto en una era en la cual el contenido basado en texto simplemente ya no es suficiente.

Cuando consideras algunas de las sorprendentes estadísticas relacionadas con el aumento del contenido visual, te quedará bastante claro que necesitamos ir más allá de la palabra cuando sea posible. Por ejemplo…

  • Los Tweets y las publicaciones de Facebook que incluyen imágenes reciben el doble de engagement que aquellos que no las tienen
  • Las infografías reciben el triple de likes y compartidos que cualquier otro contenido en redes sociales
  • Tres cuartas partes de los marketers señalan que invertir en video marketing tiene un impacto directo en su negocio

Para comenzar, deberías complementar tus artículos y publicaciones en redes sociales con imágenes para motivar que se compartan más. Crear infografías es una excelente opción si estás escribiendo contenido que tenga que ver con datos (este es un ejemplo de una imagen de stock).

Aparte de eso, puedes usar imágenes para mostrar una vista previa de tu contenido y hacer que resalte en los feeds de redes sociales de tus seguidores.

Plataformas como Canva te permiten crear imágenes basadas en texto, lo cual es ideal para complementar tus publicaciones en redes sociales.

Pero, ¿qué tal darle un nuevo giro a tu contenido y convertirlo en video?

YouTube está explotando en este momento, con su enorme base de más de mil millones de usuarios. Mientras tanto, el 92% de los usuarios móviles comparten videos entre ellos. En resumen, existe un gran potencial de viralizar tu contenido a través del video marketing.

También es relevante para los blogueros: Vivimos en un mundo, para bien o para mal, en el cual es más probable que nuestra audiencia vea un video en lugar de leer un artículo, especialmente cuando se trata de cubrir un tema complejo o aburrido.

Convertir tus artículos de blog en videos, no sólo da a tu contenido un nuevo canal de exposición, sino que también te permite explorar una potencial mina de oro para tu SEO mientras juegas con tus palabras clave.

Grabar un video es probablemente más fácil de lo que crees. Si tienes un artículo de blog, básicamente ya tendrás un guión en tu mano.

Mientras tanto, la nueva ola de vlogs con el estilo de “háblale a la cámara” están de moda. Mira este ejemplo de Jorden Roper de WritingRevolt quien regularmente convierte en video sus publicaciones de blog más famosas.

Si tienes un teléfono inteligente y una cámara, tienes todo lo que necesitas para aprovechar el poder del video marketing. Además, fácilmente podrías coger tu contenido de blog y usarlo como un Facebook Live o un webinar para obtener más valor del mismo contenido.

¿Eres tímido ante la cámara?

No hay problema.

Si de verdad quieres pensar fuera de la caja, puedes ir más allá del contenido visual.

Los podcasts se han vuelto más populares con el paso del tiempo y también representan una manera de convertir tu blog en una conversación con tu audiencia. Por ejemplo, soy co-presentador del podcast de Marketing School el cual utiliza contenido de mi blog como base para un número de episodios.

Pero espera, hay más.

Llevo mi promoción un paso más allá al utilizar el contenido de mi podcast como inspiración para mis campañas de email marketing:

¿Ves cómo funciona?

Cuantos más nuevos enfoques des a tu contenido, tendrás más para compartir. Más leads, más tráfico, así de simple.

Suena a mucho trabajo, ¿no?

Pero cuando consideras la regla 80/20, en realidad no lo es.

A pesar de que estas estrategias ciertamente llevan tiempo, te ayudan a incrementar exponencialmente tus probabilidades de llegar a tus leads, lo opuesto esperar a que esos leads lleguen solamente a través de tráfico orgánico.

Conclusión

Dada la cantidad de tiempo que se requiere para producir contenido on-site, una manera de asegurar un ROI positivo es publicar nuevamente y darle un nuevo enfoque a cada contenido que crees.

Esto puede intimidar al principio, pero te preocupes. Cuanto más tiempo inviertas promoviendo tu contenido, tu proceso será más ordenado y eficiente. La promoción rápidamente se convertirá algo natural para ti.

Una promoción inteligente crea un efecto de bola de nieve, a medida que identificas qué contenidos tienen el mejor resultado , y cómo puedes usar esa información para influenciar tu estrategia.

Tu contenido no estará terminado cuando hagas clic en “publicar.”

Si no estás siguiendo estos pasos para asegurar que tus contenidos estén siendo descubiertos y re-descubiertos una y otra vez, es  el momento de evaluar tu enfoque nuevamente.

¿Cuál de estas estrategias promocionales crees que podrían generar los mejores resultados potenciales para tu negocio?

Share