Cómo Escribir un Contenido Orientado a Datos: Una Guía Paso a Paso

write

Pregunta sincera: ¿Por qué lees este blog?

Normalmente no me gusta apostar, pero me atrevería a decir que lo lees por la cantidad de investigaciones, consejos, y explicaciones paso a paso que te doy.

Y básicamente esa es mi estrategia completa de blog. Ese es mi “gran secreto.” Ahora ya lo he dicho.

Descubrí hace mucho tiempo que tenía que trabajar muy duro para diferenciarme de mis competidores. Esto era particularmente cierto en mis primeros días de blogging.

Lo pensé por mucho tiempo y finalmente me di cuenta de que mis lectores querían valor, y mucho.

Dependía de mí aportarles ese valor.

Eso cambió la manera en la que veía el blogging. Y es por eso que escribo artículos en formato largo, que están llenos de investigaciones y consejos con pasos que puedes llevar a cabo tú mismo.

También descubrí que los artículos más largos no son necesariamente mejores que los más cortos.

Hoy en día es más común para los blogs tener cientos de contenidos, pero no todos tienen mucho valor. Desafortunadamente, existen algunos blogs bien conocidos que no cumplen con esto.

Es por esto que siempre pongo el 110% de esfuerzo en estos artículos para ti. Quiero darte artículos súper largos e informativos que te ayuden y no te aburran.

Tu tiempo es muy valioso. ¡Quiero que obtengas valor de este blog si inviertes algo de tiempo leyéndolo!

Muchas personas me preguntan acerca de mi proceso personal para crear contenido orientado a datos, por lo que pensé en desglosar este proceso en pasos para que lo puedas replicar.

No importa si eres un redactor experto o eres nuevo escribiendo. Puedes seguir la fórmula que estoy a punto de compartir contigo para crear contenido que te posicionará como una autoridad en tu nicho.

Descubre cómo usé contenido orientado a datos para generar más de 100,000 visitantes al mes provenientes de Google.

Paso 1: Encuentra tu tema, ángulo y enfoque

Quizá creas que elegir un tema es una de las partes más fáciles de escribir contenido. De alguna manera, lo es, pero esto requiere más trabajo de lo que parece.

No es tan simple como puedo ser elegir un tema popular y hacer un artículo sobre ello.

Ese es el primer paso, pero no el último.

Para encontrar tu tema inicial, no hay nada mejor que realizar una investigación en tu nicho para ver qué está en tendencia.

Yo creo que normalmente es mejor si un tema es muy específico. Por lo que algo como “Introducción al Marketing de Contenidos” podría ser un poco general.

Me gusta visitar sitios web de mi nicho y saber qué es de lo que no se habla. En otras palabras, ¿dónde hay una oportunidad de conocimiento?

Me gusta usar Buzzsumo para ver de lo que otras personas están (y no están) hablando.

Por ejemplo, si quiero ver qué personas están publicando acerca de marketing de contenidos, puedo introducir esa palabra clave en Buzzsumo:

Da clic en “¡Ir!” y verás una gran cantidad de artículos nuevos y en tendencia:

Buzzsumo no debería ser la única herramienta que uses, pero es un excelente comienzo.

Ahora bien, no debes detenerte una vez que hayas encontrado esa oportunidad de compartir conocimiento nuevo. Tienes que optimizar tus temas y convertirlos en lo mejor que puedan ser.

Por ejemplo, echa un vistazo a los títulos de algunos de mis artículos más recientes:

¿Qué tienen de especial estos títulos?

Para ver la diferencia, cambiemos los títulos. Imaginemos que hubiera usado estos títulos:

  • Cómo Aprovechar los Redireccionamientos 301
  • Introducción al Marketing para tiendas de eCommerce
  • Cómo Crear una Publicación Popular de LinkedIn

No son tan atractivos, ¿verdad? Pero, ¿por qué?

Nota lo específicos que son mis títulos. No sólo estoy hablando de redireccionamientos 301––te estoy mostrando cómo obtener más tráfico con los redireccionamientos 301.

De igual manera, te estoy mostrando cómo promover tu tienda de eCommerce en sólo una hora al día y cómo escribir un artículo de LinkedIn con el que el 78% de tu audiencia interactúe.

¿Ves algún elemento en común aquí?

Ese es uno de los grandes secretos de la creación de contenidos: encontrar un tema, ángulo y enfoque para cada contenido que escribas.

Esta es una tabla del Capítulo #5 de la Guía Avanzada de Marketing de Contenidos de Quick Sprout que explica cada término.

El tema es la categoría más amplia. Tu ángulo y enfoque son más precisos y específicos con lo que quieres decir con tu contenido.

Apliquemos esto a los artículos que acabo de mencionarte.

Tema: Redireccionamientos 301

Ángulo: Usar redireccionamientos 301 de una manera poco convencional

Enfoque: Usar los redireccionamientos 301 para obtener más tráfico

Tema: Marketing para tiendas de eCommerce

Ángulo: Promover una tienda de eCommerce en menos tiempo

Enfoque: Invertir sólo una hora al día en marketing para tu eCommerce

Tema: Escribir un artículo de LinkedIn

Ángulo: Interactuar con tu red con un artículo de LinkedIn

Enfoque: Crear una publicación con la que el 78% de tu red interactúe

Es mejor ser lo más específico que puedas al crear tu ángulo y enfoque. (Habitualmente, los enfoques son más específicos).

Sé que esto parece demasiado para idear un tema, pero es una de esas técnicas que te ayudarán a diferenciarte de todos los demás.

Después de todo, ¿cuántas veces has visto títulos genéricos de contenido y los pasaste de largo?

Cuanto más específico sea tu tema, mucho mejor será tu artículo. Por lo que no tengas miedo de invertir un poco de tiempo extra en este paso.

Paso 2: Investiga, investiga, investiga

Aquí es donde la parte de “orientado a datos” del “contenido orientado a datos” entra en juego.

Pero quizá te sorprenda saber que no necesitas invertir horas investigando.

Como lo menciona Tim Ferris, ser productivo y estar ocupado no son lo mismo:

Fuente: Pinterest.com

Si sabes cómo investigar productivamente, puedes reducir tiempos mientras encuentras los mejores datos para tu tema.

Todavía necesitarás investigar mucho, pero no te quitará tanto tiempo como pudiera parecer.

Así puedes crear nuevos hábitos de investigación, de manera que puedas usar tu tiempo de una manera más inteligente y obtener mejores resultados.

Primero, investiga sin investigar. Esto suena gracioso, pero es uno de los tipos más útiles de investigación.

La idea general es que la investigación debería ser un proceso constante. No deberías dejar de investigar cuando te separes de tu escritorio.

Si tienes una idea en mente, anótala en papel o en tu teléfono.

Yo hago esto todo el tiempo, se me ocurren algunas de mis mejores ideas mientras hago ejercicio, mientras estoy en un vuelo, o viajo en un Uber.

Si estás leyendo un artículo que puede ser genial para usar como un enlace de autoridad, guárdalo en tus marcadores o envíatelo por email.

Muchas veces, sólo abro un documento de Google en mi teléfono, pego unos cuantos enlaces, y quizá escribo unos cuantos renglones.

Esto quizá no parezca una investigación, pero constantemente estás buscando material para usar en tu contenido.

Segundo, encuentra sitios de autoridad en tu nicho y síguelos.

Este paso viene con una advertencia.

Digamos que quisieras escribir sobre SEO. Si buscas en Google “blog de SEO,” verás blogs de renombre como Moz y Search Engine Land.

Pero algunos de estos blogs quizá no sean adecuados para tus necesidades específicas.

Por ejemplo, echemos un vistazo a Moz. Creo que Moz es excelente, pero hacen publicaciones sobre otros temas aparte de SEO.

Quizá creas que es cansado buscar entre todas las publicaciones para encontrar algún tema de SEO. Por lo que probablemente quieras echar un vistazo a otro blog que hable solamente de SEO.

Te recomiendo echar un vistazo a listas de “los mejores blogs” como esta lista de Inc.

Deberías encontrar de 5 a 15 blogs con autoridad a los que puedes empezar a seguir.

Estas serán tus fuentes para obtener increíbles enlaces e información.

Tercero, invierte tiempo para asegurar que tu información sea legítima y creíble.

Si pones un enlace a un artículo que contenga información falsa, no te sorprendas si tus lectores te lo reclaman.

Incluso si sólo se dan cuenta de que hiciste un enlace a una fuente falsa, lo más probable es que tus lectores tengan opiniones negativas de tu sitio web.

Por otro lado, al asegurarte de que tus fuentes son de confianza, podrás asegurar tu reputación y autoridad.

No te preocupes, ¡no tienes que ser un detective para hacer esto!

Una opción es simplemente usar sitios de reputación para encontrar datos para tu investigación. Sitios como ChicagoBooth.edu publican investigaciones con un alto nivel de confianza en distintas industrias.

Por ende, la mayoría de los sitios .edu y .gob son sitios universalmente aceptados como fuentes fidedignas.

También puedes buscar casos de estudio e investigaciones académicas al usar Google Scholar.

Digamos que estás escribiendo sobre la psicología en las ventas. Introduce ese término en la sección de búsqueda como se muestra a continuación:

Haz clic en el botón de buscar o presiona Enter, y verás una lista de resultados de utilidad:

Estos resultados no son precisamente lo que queremos, por lo que usaremos un truco avanzado de búsqueda y pondremos la consulta entre comillas.

Esto nos ayuda a estar seguros de que Google solamente muestra resultados que tengan concordancia exacta con la consulta de búsqueda. Por lo que las páginas con sólo una de las palabras (“ventas” o “psicología”) no aparecerán en los resultados.

¡Esto está mejor! Ahora tienes acceso a un número ilimitado de páginas de estudios académicos.

Google Scholar es genial si necesitas cualquier tipo de caso de estudio, reporte de un grupo focal, o estadísticas oficiales de instituciones de prestigio.

Consejo de expertos: Si una fuente tiene un enlace “PDF,” podrás ver todo el caso de estudio o el documento.

Esto es perfecto porque puedes ver la fuente en contexto en lugar de sólo poder leer una breve reseña.

Si estás obteniendo información de otras fuentes que no son tan creíbles, puedes comprobar su legitimidad al rastrear la información.

Veamos esto en la práctica. Este es un artículo de Backlinko:

En uno de los consejos, Brian menciona algo y hace un enlace a la fuente que utilizó:

A pesar de que Brian incluye una captura de pantalla, puedes verificar la validez al hacer clic en el texto con el hipervínculo y ver la declaración oficial de Google:

Por ende, lo que dice Brian es válido, y su fuente es fidedigna.

(Otro consejo de expertos: Incluir capturas de pantalla (cuando corresponda) crear enlaces a la fuente es una de las mejores maneras para mostrarles a tus lectores que has hecho tu tarea).

Puedes seguir este mismo proceso para comprobar la validez y autoridad de la información que encuentres. Esto no debería llevarte más de unos cuantos minutos.

Si quieres afinar al máximo a la hora de verificar la validez de tu fuente, echa un vistazo a la sección de “Investigación” del Capítulo 4 de la Guía Avanzada de Marketing de Contenidos de Quick Sprout:

Pero, espera––todavía no terminamos con la investigación. Todavía hay un paso más que implica la investigación: usar bien tu investigación.

Paso 3: Incluye las información correcta

Una vez que tengas tu investigación, no puedes incluir cualquier información que hayas obtenido.

Necesitas incluir información que te ayude a respaldar tu punto de vista, también necesitas incluir información visual.

Para ver cómo hago esto, echa un vistazo a este artículo que hice:

En este artículo, escribí acerca de crear contenido y utilicé cientos de enlaces para respaldar lo que estaba diciendo.

Ahora bien, pude haber incluido estadísticas aleatorias sobre la longitud de contenido. Pero cada ejemplo que utilizaba, era estratégico.

Echa un vistazo a esta sección del artículo:

Lo que menciono es que el contenido más largo no siempre es mejor que el contenido más corto. Para respaldar lo que quiero decir, usé una captura de pantalla de un artículo que no tenía muchas palabras pero estaba en la primera posición de los resultados de esa palabra clave.

¿Ves cómo esto me ayuda a respaldar lo que quiero decir? Eso es exactamente lo que necesitas hacer en tus artículos.

Esto es lo que pasa: Toda tu investigación, hechos, y datos serán inútiles si no los usas estratégicamente para respaldar lo que quieres decir.

Si solo mencionas hechos, quizá tus lectores piensen que hiciste tu trabajo de investigación, pero no van a ver cómo se aplica.

Probablemente sea esa la razón por la que no leas estudios académicos complicados. Es difícil ver cómo eso puede tener sentido en un contexto del mundo real.

Este es otro excelente ejemplo, esta vez de CoSchedule:

Ellos usan un ejemplo de un libro al incluir una breve cita, después la relacionan al artículo.

De esta manera, puedes leer la cita e inmediatamente ver cómo se puede aplicar.

Cuando haces esto, las ideas dejan de ser solamente teóricas. Básicamente se convierten en pasos que puedes usar para hacer cambios tangibles.

Este es el tipo de datos que me encantan porque ayudan a la gente a seguir una serie de pasos para mejorar sus vidas de alguna manera.

En realidad, a eso se resume todo esto. Tus artículos deberían estar ayudando a tus lectores de alguna manera, y tus datos necesitan respaldar tu artículo.

También necesitas información visual en tu contenido.

Quizá notes que también incluyo unas cuantas imágenes en mi contenido. Esto lo hago a propósito.

A nadie le gusta leer grandes bloques de contenidos–esto es bastante obvio.

Pero, ¿sabías que la gente retiene la información visual en un porcentaje mucho más alto que la información basada en texto?

Fuente: shiftelearning.com

Un estudio descubrió que después de 3 días, los participantes podían recordar el 10% de la información de una presentación escrita.

Pero podían recordar el 65% de una lección visual y hablada que incluía elementos visuales y hablados.

Creo que el texto es un excelente medio, pero no es el único que debes utilizar. Si implementas distintos tipos de formatos en tus artículos, es más probable que captures la atención de tus lectores.

A pesar de que incluir elementos visuales, no se perciba como una parte del proceso de escribir un contenido, es una parte crucial del proceso de creación del mismo.

Paso 4: Crea tu artículo

Ya hemos hablado de que cada contenido tiene tres elementos visuales: un tema, un ángulo y un enfoque.

Esas son tres de las partes más importantes de cada artículo, pero son solamente la estructura. Tienes que construir tu contenido en torno a esto.

La manera en la que habitualmente hago esto es creando un bosquejo.

Quizá creas que un bosquejo se ve más o menos así:

Fuente: writingcenterworkshop.blogspot.com

Esa es la versión que enseñan en la mayoría de las escuelas, pero no tienes que crear algo así de rígido para tu contenido.

Un método que me gusta usar es segmentar un artículo en subtítulos. Esto me da una mejor idea sobre cómo estructurar el artículo y convertirlo en un producto terminado.

Este es uno de mis artículos más recientes:

Si tomas los subtítulos de ese artículo, puedes darte una muy buena idea de lo que trata el artículo incluso sin leerlo:

  • ¿Qué son datos estructurados?
  • Qué necesitas saber (y qué no)
  • Agregar datos estructurados a tu sitio web
  • 1) Usar Plugins de WordPress
  • 2) Usar el Asistente para el Marcado de Datos Estructurados de Google
  • Una opción más…
  • Conclusión

No tienes ninguno de los detalles más específicos, pero es fácil ver qué es lo que abarca el artículo.

Intenta crear un bosquejo con los subtítulos. Puedes moverlos para colocarlos en un orden más lógico, o bien puedes hacerte una idea de cómo fluirá el contenido.

Finalmente, tienes que escribir el contenido en sí. Anteriormente, he compartido cientos de consejos sobre cómo escribir, y aquí están algunos de mis artículos favoritos relacionados con este tema, que te pueden ayudar:

Conclusión

Muchas personas creen que escribir es algún tipo de proceso mágico que solamente algunas personas pueden hacer.

En realidad, esto sólo requiere de sangre, sudor y lágrimas.

Cuando comencé a escribir, dedicaba mucho esfuerzo a mis publicaciones. Con el paso del tiempo, me di cuenta del proceso que acabo de compartir contigo.

Y descubrí que no tiene que conllevar sangre, sudor y lágrimas. Me sorprendió cuando empecé a trabajar menos pero comencé a hacer más.

Es gracioso que mis artículos hoy en día sean mejores que nunca. Estoy obteniendo más tráfico, mi contenido se comparte más, y tengo mucha retroalimentación positiva.

Al igual que pensar que el contenido más largo no tiene que ser necesariamente mejor que el contenido más corto, investigar más en profundidad no es necesariamente mejor que investigar menos.

Todo gira en torno a cómo investigues. En muchos casos, menos es más.

Un excelente contenido orientado a datos está lleno de hechos que respalden el objetivo del artículo.

¿Cuál es tu proceso favorito para escribir artículos orientados a datos?

Share