13 Estrategias que Puedes Usar si el Nombre de tu Dominio No Está Disponible

domains

Es parte de la problemática de crear un negocio en la era digital.

Creas el nombre perfecto para tu negocio.

Diseñas tarjetas de presentación, comienzas todo el papeleo inicial, y le hablas a todo el mundo sobre ello.

Pero cuando te metes a internet a registrar el dominio descubres algo horrible.

El nombre de dominio perfecto ya está tomado.

¿Qué haces?

¿Te das por vencido con tu nombre perfecto? ¿Lo modificas de alguna manera? ¿Agregas un par guiones? ¿Eliges una extraña terminación de dominio (TLD)?

Es una de las situaciones más difíciles a las que se enfrenta uno como dueño de un negocio. Esto puede frenar de golpe tu progreso.

Esta situación te puede llevar a replantear de nuevo toda tu marca.

La pregunta está ahí: ¿Qué hacer cuando esto sucede?

Me han hecho esta pregunta cientos de veces, y también he escuchado algunas soluciones para este problema.

Para ser honesto, no todas esas soluciones son buenas.

El nombre de tu dominio es una gran parte de cualquier campaña SEO que administres, y afectará a tus resultados.

Si das un paso en falso con tu nombre de dominio puede afectar negativamente tu SEO a la larga.

Una gran cantidad de tu tráfico vendrá de usuarios que buscan el nombre de tu marca. A esto se le conoce como búsqueda de navegación. Es por esto que es bueno usar el nombre de tu marca como tu URL.

Pero si no puedes, no te preocupes. Existen alternativas que aun así, te funcionarán.

En todos estos años, he visto qué funciona y qué no. Quiero compartir contigo lo que he aprendido, para que no tengas que cometer ningún error.

Aquí tienes 13 tácticas que puedes usar si no puedes tener el nombre de dominio de tus sueños.

1. Intenta comprarlo

Duh, ¿verdad?

Este es un consejo muy simple, pero muchas personas no lo consideran. Buscan su nombre de dominio ideal en un sitio de registros, ven que ya está cogido, y se dan por vencidas.

Ese no siempre tiene que ser el caso.

Sin embargo, una advertencia.

Sé que no todo el mundo tiene cientos de miles de dólares de capital.

Quizá estés operando con un capital limitado.

De ser así, probablemente puedas comprar dominios nuevos, expirados o inactivos.

Si visitas tu dominio ideal, quizá veas algo así:

Fuente: Seobook.com

O quizá veas esto:

Si ves algo parecido a alguna de esas imágenes, esto es una buena señal. Significa que quien sea que tiene el dominio, probablemente no lo está usando.

Si esto sucede, es probable que puedas comprar el dominio por un precio relativamente bajo.

Si puedes, es mejor contactar al propietario del sitio web directamente. Una manera de hacer esto es usando la función de búsqueda de Whois.com.

Whois es un registro internacional de nombres de dominio, y ellos registran cualquier tipo de información con respecto a nombres de dominio.

Con frecuencia, podrás ver los detalles de contacto del webmaster.

Primero, ve a Whois.com. Verás una barra de búsqueda en la esquina superior derecha.

Introduce el nombre de dominio y haz clic en el botón “WHOIS.”

Si la información de contacto del propietario es pública, la verás en la siguiente página.

A veces, podrías ver la información de contacto de esta manera:

¿Ves cómo el nombre del contacto no es el nombre de una persona? Y si ves de cerca, notarás que dice “protegido.”

Esta no es la información real de contacto. Significa que el servicio de hosting tiene como privada la información de contacto.

En este escenario, tu mejor opción sería contactar al propietario del sitio web. Intenta encontrar un email de contacto que le llegue directamente al dueño, aunque una página general de contacto también funcionaría.

Finalmente, quizá también necesites contratar a un broker de nombres de dominio para que te ayude, lo cual puede ser costoso.

2. Agrega un verbo a tu nombre de dominio

Este es un método popular de obtener un nombre de dominio que ya está cogido.

Esta técnica tiene dos beneficios.

Primero, puedes seguir usando el nombre de tu marca en tu URL. Segundo, no tienes que considerar distintos TLDs.

Verbos como “consigue” o “prueba” son opciones populares para añadir a un nombre de dominio.

Por ejemplo, Pocket usa getpocket.com:

Éstas también suelen verse mucho mejor que algunos TLDs alternativos, y normalmente son fáciles de recordar.

3. Extiende tu marca en la URL

Hasta 2016, Tesla Motor no era dueña de Tesla.com  porque ese nombre ya estaba cogido.

¿Qué hicieron? En lugar de eso, usaron TeslaMotor.com.

Esa URL les sirvió bien por varios años porque la palabra “motor” era una extensión natural de su marca.

Este método tiene la ventaja de preservar el nivel de confianza en tu URL.

¿El truco? Necesitas estar seguro de no meter cualquier palabra para extender tu marca. Tiene que ser relevante y contar algo sobre tu negocio.

Gogo, un proveedor de internet en vuelos, utiliza “aire” junto con el nombre de su marca:

Esto tiene sentido perfectamente cuando lo piensas.

Por otro lado, si utilizaran algo como “GogoToday,” su marca no habría sido tan obvia, y no habría sonado tan orgánico.

El truco está en considerar palabras clave relacionadas que puedes agregar al nombre de tu marca sin sacrificar significado, memorización, o naturalidad.

Algunas palabras se prestan para ciertos nichos. Por ejemplo, si vendes software, quizá puedas usar la palabra “app” en tu URL, como lo hace Invision:

Quizá esta sea tu mejor apuesta si estás detrás de un .com y quieres mantener el nombre de tu marca en la URL.

4. Considera un ccTLD

A pesar de que la extensión .com es un estándar global, es especialmente prestigiosa en Estados Unidos.

Sin embargo, en otros países, los TLDs con código de país (ccTLDs) son igual de confiables.

Por alguna razón, el ccTLD de Estados Unidos (.us) nunca tuvo éxito, pero los ccTLDs como .co.uk y .com.au son populares y se consideran seguros.

A veces, los ccTLDs en realidad son más importantes que las extensiones .com. En Alemania, .de es más popular que el .com.

Entonces, si estás en un país que no es Estados Unidos, considera usar el TLD de tu país.

Sin embargo, podría haber algunos problemas potenciales.

Algunos ccTLDs, como .ru y .cn, son populares por ser sitios de spam.

Y algunos ccTLDs están prohibidos en ciertos países.

Eso no significa que no puedas usar un ccTLD. Sólo significa que tendrás que usar tu buen juicio.

Por ejemplo, si estás basado en Rusia, quizá no quieras usar .ru, ya que es un TLD común de spam. Pero si estás en Japón, entonces usar .jp te daría menos problemas.

5. Agrega tu país al nombre de tu dominio

¿Has oído hablar de la demanda de Nissan por su nombre de dominio?

En 1994, una empresa llamada Nissan Computer Corp registró el dominio nissan.com.

Esa empresa estaba encabezada por un emprendedor llamado Uzi Nissan quién había usado el nombre del negocio desde 1980.

Después, en el año 2000, Nissan Motor demandó a Uzi Nissan. El objetivo: Obtener el nombre de dominio nissan.com.

La famosa firma de autos no pudo obtener el dominio. Si tecleas nissan.com en tu barra de direcciones, verás el sitio de Uzi Nissan:

(Sip, ¡esas son playeras anti-Nissan!)

Entonces, ¿qué hizo Nissan Motor? Agregaron “USA” a su URL:

Este último recurso en realidad es una excelente opción si estás teniendo problemas con el nombre de tu dominio.

Se puede ver bastante bien––nissanusa.com no es una URL que se vea mal, y aun así, sigue incluyendo el nombre de la marca.

También puedes usar tu ciudad si eres local en una gran metrópoli. La compañía Loud Marketing usa Barcelona en su URL:

Y The Eugene, un edificio de lujosos departamentos en Nueva York, usa la abreviación NYC:

Es mejor usar esta estrategia si prestas servicios en cierta ciudad o país.

Puedes usar tu país en tu URL para designar de dónde eres, pero algunos usuarios podrían pensar que solamente trabajas en ese país. Piénsalo cuidadosamente antes de decidirte por esta opción.

6. Considera TLDs alternativos

En la mayoría de los casos, si tu dominio ya está cogido, significa que el .com no está disponible. A veces, los otros dominios no están cogidos, por lo que podrías optar por uno de esos.

¡Pero espera! No te apresures y compres cualquier TLD que encuentres.

Esta es una decisión complicada.

Estos son algunos de los factores que debes tener en cuenta.

Primero, las personas confían en las URLs .com más que en cualquier otro TLD.

La extensión .com tiene mucho peso. Es familiar, ha estado activa por mucho tiempo, y ha sido el estándar de los TLDs por años.

Segundo, muchas personas creen que algunos TLDs son spam. La gente suele pensar que las URLs .com son seguras y otros TLDs no son seguros ni confiables.

Obviamente, ese no siempre es el caso, pero algunas personas creerán eso sin importar lo que hagas. No pueden imaginarse un sitio confiable que no termine en .com.

Tercero, los TLDs alternativos no tienen ventajas de SEO. No hay un TLD que sea inherentemente mejor que cualquier otro.

Esa información viene directamente de John Mueller de Google:

Entonces, ¿esto qué significa?

Si quieres usar un TLD que no sea .com, puedes hacerlo sin perder poder de tu SEO.

Sin embargo, quizá tu audiencia no confíe en él.

Puede ser útil para ti si el TLD está directamente relacionado con tu negocio o nicho. Twitch, un sitio que transmite a usuarios jugando videojuegos en tiempo real, inteligentemente usa el TLD .tv:

Al final, tienes que considerar cómo de fácil va a ser que tus usuarios recuerden tu URL y si confían o no en un dominio que no sea un .com.

7. Usa un hack de dominio

Los hacks de dominio son maneras creativas de usar TLDs alternativos para hacer una palabra o frase.

Debido a que estos son bastante novedosos, a veces son fáciles de recordar.

Un excelente ejemplo es el blog del creador de WordPress, Matthew Mullenweg:

Hay un par de aspectos negativos relacionados con estos hacks de dominios.

Primero, es difícil decirlos en voz alta. El popular sitio de marcadores Delicious utiliza un hack de dominio:

Pero para decir eso en voz alta, ¿qué puedes hacer? ¿Dices “dell punto ishi punto us” y pronuncias cada sílaba? ¿O lo deletreas?

Es un poco confuso, y eso no es lo ideal.

No todos los hacks de dominios siguen esa regla. Visual.ly es lo suficientemente fácil de decir y deletrear.

Existe una ligera desventaja en SEO para los hacks de dominios, porque los motores de búsqueda no ven las extensiones de dominio. Entonces en el hack ma.tt, sólo el “ma” sirve para el SEO.

Sin embargo, dependiendo del hack de dominio exacto, esto podría no ser un problema. Podría haber suficiente en la URL para obtener una ventaja de SEO.

Los hacks de dominio definitivamente no son para todos pero si tienes una marca de moda, prueba con ellos.

8. Experimenta con abreviaciones

A veces puedes abreviar una o más palabras en tu URL sin perder naturalidad o SEO.

Esta no es la mejor solución, pero te puede ayudar a obtener un .com.

Normalmente, las palabras que no son el nombre de la marca, se abrevian. Por ejemplo, Fox Plumbing and Heating usa FoxPH.com:

Esto también es común con nombres de estados en Estados Unidos. GreenDreams usa la abreviación del estado de Florida en su URL:

De nuevo, esto no es lo ideal, pero si estás buscando un .com, puede ser una solución satisfactoria para tus problemas de dominio.

Como alternativa, puedes abreviar todo el nombre de tu negocio, como lo hace Tulsa Area United Way:

9. Utiliza un eslogan

La gente suele recordar los eslogans. Recuerda el de Donald Trump: “¡Estás despedido!”

Son cortos y memorables, lo cual los hace perfectas como URLs.

Si tu negocio tiene un eslogan o un objetivo breve, considera utilizar esto para tu URL.

También puedes utilizar el eslogan junto con TLDs alternativos. El músico Gareth Emery es el anfitrión de un programa de radio llamado Electric For Life, y él hace uso de un TLD alternativo:

10. Usa un guión

Este consejo es controversial.

Cuando se trata de usar guiones (el símbolo) en URLs, algunas personas los aman, y otras personas los odian.

Es fácil ver por qué los guiones desagradan a tantas personas. No son tan fáciles de recordar. Y para algunas personas, se ven “baratos y comprometedores.”

Pero utilizar guiones siempre te permite obtener el nombre de dominio que estás buscando con un pequeño cambio.

Muchos sitios exitosos utilizan guiones, como Go-Gaia.com y Merriam-Webster.com.

11. Considera un ccTLD (para un hack)

Es posible combinar dos de estas técnicas para crear una URL memorable y amigable con el SEO que mantenga intacto el nombre de tu marca.

La idea es usar un ccTLD como parte de un hack de dominio.

Existen ciertos ccTLDs que supuestamente son representativos de ciertos países, pero las abreviaturas pueden ser útiles para crear hacks de dominios.

¿Conoces la red social About.me?

La extensión .me, en realidad es el ccTLD de Montenegro.

¿Qué tal los sitios que terminan en .tv? Estos no son estrictamente hacks de dominios, pero caen en la misma categoría.

Ya había mencionado Twitch.tv antes, y es uno de los muchos sitios populares con esta extensión, incluyendo el de Periscope: pscp.tv.

Bueno, .tv, es en realidad el ccTLD de Tuvalu, una isla en el Océano Pacífico.

E Instagram inició su andadura con Instagr.am, usando el ccTLD de Armenia.

Actualmente existen 249 ccTLD disponibles para utilizar, por lo que puedes ser bastante creativo.

Pero hay algo que debes tener en cuenta antes de utilizar esta estrategia.

Matt Cutts explicó que Google normalmente asume que, si estás usando un ccTLD, estás buscando tráfico de ese país.

Algunos ccTLDs, como .io, ahora son ampliamente aceptados como TLDs más generales, pero si usas un ccTLD menos común corres el riesgo de que Google crea que eres un negocio específico de ese país.

Si bien eso puede no ser un factor determinante para todo el mundo, es algo que debes contemplar.

12. Configura un monitoreo de dominios

¿Sigues detrás de esa URL .com perfecta?

Quizá ninguna de estas técnicas te han terminado de convencer, pero está bien. Si tu .com de ensueño es lo que estás buscando, puedes obtenerlo.

Digamos que sólo quieres cierta dirección .com, pero ya está cogida por alguien más.

Si no tienes los fondos para comprarla inmediatamente (y si el dueño rechaza tus ofertas), entonces la siguiente mejor opción es monitorear cuándo expira el dominio.

Puedes usar una herramienta como DomainTools Domain Monitor para registrar cualquier cambio en su estatus de registro.

Si expira y el propietario no la renueva, puedes adueñarte ese dominio.

Esta técnica no es 100% segura, pero te puede dar exactamente lo que quieres.

Mientras tanto, puedes usar una de estas otras estrategias para configurar un dominio temporal. Cuando puedas obtener tu dominio ideal, puedes configurar redireccionamientos 301 a la nueva URL.

13. Valora la oportunidad de buscar un nuevo nombre de marca

Quizá creas que esta opción es como darse por vencido.

Pero esta idea tiene mucho valor.

Déjame explicarte.

Imagina a dos emprendedores que acaban de crear un motor de búsqueda. ¿Qué nombre le pusieron? BackRub (Masaje de espalda, por su significado en inglés). (Cabe mencionar que los motores de búsqueda evalúan los backlinks).

Pero eso fácilmente podría confundirse con servicios de masajes. La gente normalmente no asocia los motores de búsqueda con el término “masaje de espalda.”

Entonces, estos emprendedores eligieron otro nombre, uno mejor: Google.

Así es––el motor de búsqueda más popular del mundo inició como BackRub.

Entonces, si tu dominio perfecto ya está cogido, eso podría ser una oportunidad disfrazada.

Tendrás que volver a la pizarra, pero podrás crear un nombre único y diferente que destaque por sí mismo.

Conclusión

Siempre hay una historia detrás de cualquier dirección .com perfecta.

Estamos llegando a una era en la que los dominios alternativos están volviéndose más y más populares, pero los .com son fácilmente los más comunes.

Están en todos lados.

Cuando la gente piensa en un sitio web, instintivamente piensa que terminará en .com.

Esto quiere decir que si alguien conoce el nombre de tu marca, es probable que primero vaya a TuMarca.com.

Esa es una de las ventajas más grandes de un .com.

Pero esto está cambiando lentamente. La gente se está acostumbrando cada vez más a TLDs diferentes, como .tv y .coffee, y es sólo cuestión de tiempo que los TLDs alternativos se vuelvan más comunes.

Por ahora, si puedes obtener un .com, hazlo. Pero si no, cualquiera de estas 13 estrategias pueden hacer maravillas.

¿Tu nombre de dominio perfecto está fuera de tu alcance? De ser así, ¿cuál de estas 13 estrategias utilizarías?

Share