Sitios Web en la caché de Google: Cómo y por qué Utilizarlos

The 4 Best Ways to Use Google’s Cached Website Feature

Cuando piensas en la caché de Google, ¿qué te viene a la mente? ¿Esa cosa que se borra cuando el ordenador va lento? La caché puede ser en realidad una herramienta de SEO útil para vislumbrar lo que Google quiere que hagas.

En esta guía, repasaremos algunas de las mejores formas de utilizar la caché de Google para rastrear a los competidores y ayudarte a potencialmente mejorar tu posicionamiento en las SERP.

¿Qué es la caché de Google?

Las páginas en caché de Google son copias de seguridad HTML del contenido de una página tomadas en un momento determinado. Esta información se almacena en un servidor y puede ser recuperada posteriormente para diversos fines.

Periódicamente, Google rastrea los sitios y toma instantáneas del sitio en ese momento. Se lo indexarán para poder consultar más tarde lo que ha cambiado desde entonces.

Google también proporciona la fecha y la hora de esa instantánea.

Si estás lidiando con páginas de bajo rendimiento o te preocupa la indexación, o si te preguntas con qué frecuencia rastrea Google tu sitio, la caché de Google podría ser la respuesta a tus problemas.

Los tres tipos de visualizaciones para sitios web en caché

Hay tres opciones de visualización de los sitios almacenados en caché:

  1. Versión completa
  2. Versión en texto
  3. Código fuente

Cada versión es importante por diferentes razones.

La versión completa de una página en caché proporcionará una instantánea exacta del sitio cuando Google pasó por ahí. Mostrará los anuncios, los banners, la personalización de las fuentes, etc. Es una réplica del sitio, con todos los elementos de diseño.

La versión en texto es lo que Googlebot ve cuando rastrea el sitio. No ve las imágenes, banners y gráficos; todo lo que lee es el texto.

Esto es importante por una razón principal: a veces buenos contenidos se ocultan detrás de archivos multimedia, lo que dificulta que el bot rastree tu sitio. Por esta razón, Google utiliza la caché de solo texto al rastrear los sitios.

Si quieres obtener información útil de la caché de Google, puedes utilizar ambas visualizaciones con distintos fines.

La versión completa es esencial para ver las actualizaciones realizadas en los sitios. Puedes ver el sitio web de un competidor que podría estar superándote para palabras clave específicas, y puedes ver los cambios que hicieron en su sitio con el tiempo. Esto se aplica a los medios y elementos visuales.

Con la versión de solo texto, no se puede hacer eso.

Puedes usar la caché de solo texto para ver qué cambios se realizaron en el contenido sin tener que preocuparte por el formato, las fotos y los vídeos. Esto proporciona una forma más sencilla de ver el texto solo, para que no te pierdas nada.

Para ver el código fuente de la página, haz clic con el botón derecho y selecciónalo en el menú o pulsa CTRL+U en Windows.

Esto muestra el código en bruto de la página completamente sin formato. Aunque no sepas leer el código de un sitio web, puede que te sirva de algo desde el punto de vista del marketing y del SEO si entiendes lo que significan las diferentes etiquetas.

Cómo ver las páginas en caché de Google

Si quieres utilizar la caché de Google para ver las versiones de las páginas, puedes hacerlo de varias maneras: manualmente o con extensiones y herramientas que te ayuden.

Empezaremos con el método más básico.

Búsqueda en Google

Haz una búsqueda en Google de la página que quieras ver. En este caso, estamos buscando neilpatel.com.

how to view google cache in search results

Si miras la URL del primer resultado, neilpatel.com, verás una pequeña flecha hacia abajo a la derecha. Haz clic en eso y aparecerá un menú con una sola opción: “En caché”.

Haz clic en ese enlace para ver una versión en caché de la página. Verás un banner en la parte superior con la fecha y hora en que se tomó la instantánea y un enlace para acceder a la página actual.

view of google cache on NP

Otro método sencillo es escribir “cache:URL” en la barra de búsqueda. Si escribes “cache:neilpatel.com”, te llevará a la misma página que vemos arriba.

Si haces clic en “solo texto” en el banner de la parte superior, se eliminarán todos los medios, colores, gráficos y formatos, y tendrás una instantánea básica de todo el texto y los enlaces del sitio en ese momento.

Comprobador de caché de Google

Otro método para ver las páginas almacenadas en caché es el comprobador de caché de Google. Existen algunas herramientas diferentes, pero la que he encontrado más precisa y sencilla es la de Small SEO Tools.

google cache checker tool

Aquí podrás introducir hasta cinco dominios, y te proporcionará una URL de caché y un enlace en el que puedes hacer clic para acceder a la versión en caché de la página.

Este método es casi tan sencillo como usar Google, y tiene la ventaja añadida de que te permite comprobar cinco URL a la vez.

Wayback Machine

Archive.org proporciona una imagen más detallada de la historia de un sitio web, y también ofrece una extensión de Chrome de su Wayback Machine. Usar el método de búsqueda de Google o el Comprobador de caché de Google solo te permite comprobar la versión más reciente.

En algunos casos, la página de la que quieres información se almacenó en caché el día anterior, por lo que probablemente no obtendría muchos datos relevantes.

Wayback Machine proporciona una gran cantidad de información sobre el número de veces que un sitio se ha almacenado en la caché, e incluso lo desglosan por días.

wayback machine google cache exa example.

Puedes hacer clic en cualquier fecha y encontrar cada una de las actualizaciones de las páginas que se han realizado durante años. Esta es una poderosa herramienta que podrías utilizar para encontrar pequeños cambios en la página que posiblemente resultaron en un aumento del tráfico o la mejora del posicionamiento.

4 razones para utilizar la función de sitios web en caché de Google

Quizá te preguntes: “¿Por qué debería ver versiones antiguas de las páginas web? ¿No es esto solo para que Google rastree sitios, los indexe y encuentre errores?”

Bueno, es cierto, pero se trata de mucho más que eso. Hay varios usos para las búsquedas en la caché de Google, y algunos pueden ser bastante potentes.

Ver los cambios en los sitios de la competencia

Esta estrategia ninja es una gran manera de hacerte una idea de lo que tu competidor está haciendo de manera diferente.

Digamos que has estado compitiendo por una palabra clave súper desafiante durante meses con un sitio de la competencia en el mismo nicho. Afortunadamente, llevas cuatro meses seguidos superándolos.

De la nada, toman la primera posición con fragmentos, y no puedes entender lo que pasó. No has hecho ningún cambio en tu sitio, no ha habido grandes actualizaciones, y todo parece igual en general.

¿Qué podrías hacer en esta situación?

Podrías usar la caché de Google para ver qué cambios han hecho.

Comprueba cuántas actualizaciones han realizado, qué cambios concretos han hecho y compáralo con el aspecto que tenía la página antes. Es posible que encuentres que esas actualizaciones son la razón por la que te están superando en el ranking.

Comprobar la frecuencia con la que se indexa tu sitio

Si Google determina que tu sitio es relevante y tiene autoridad en función de las palabras clave que utilizas y del público al que te diriges, Googlebot indexará tu sitio con más frecuencia.

Puedes utilizar la caché de Google para ver la frecuencia con la que indexan tu sitio, y eso puede ayudar a determinar si tu contenido está a la altura de tu público objetivo y es relevante, según Google.

Si encuentras que tu sitio fue rastreado ayer, y se actualiza en uno o dos días, podrías suponer que la página tiene una alta relevancia porque Google no deja que las páginas obsoletas se queden ahí.

Google también actualiza con más frecuencia las páginas que introducen nuevos contenidos. Si tienes un blog al que contribuyes regularmente, Google comenzará a comprender tu cadencia y rastreará y actualizará el sitio con más frecuencia.

Todos estos factores combinados podrían tener un impacto positivo en tu posicionamiento.

Usar la caché de Google para diagnosticar errores en los contenidos

Si estás viendo la caché de tu sitio web en Google y no te entusiasma la frecuencia con la que indexan tu sitio, quizá debas revisar tu contenido.

Echa un vistazo a la versión en texto y comprueba si hay algún error, contenido irrelevante, relleno de palabras clave, o cualquier otra cosa que no se deba hacer en el mundo del SEO.

Poder ver versiones anteriores de tus páginas web puede ayudarte a determinar qué pasos debes seguir para realizar cambios positivos.

Por ejemplo, si actualizaste tu sitio hace tres meses y el resultado fue una mejora pronunciada en el posicionamiento, es posible que desees realizar algunos de esos mismos cambios en otras páginas de tu sitio. Con la caché de Google, puedes ver cuáles fueron esos cambios para poder implementarlos en otros lugares.

Ver la información que Google almacena en caché

Otra buena idea es encontrar los sitios de la competencia que se almacenan en caché con más frecuencia y reproducir las mismas acciones en tu sitio. Si observas que un competidor bien posicionado sube un pequeño reportaje semanal a su sitio, puedes considerar hacer lo mismo.

Lo ideal es que uses como modelo todo lo que hacen los sitios indexados más frecuentemente, ya que Google considera que sus páginas son las más relevantes para la audiencia, y esa misma audiencia se aplica a tu negocio.

Si puedes hacer lo mismo que ellos, Google podría pensar que tu sitio web también satisface las necesidades de la audiencia, y podrías tener más posibilidades de subir en las SERP.

Limitaciones de la caché de Google

Es cierto que todo en el SEO tiene una advertencia. Nada es nunca perfecto, y siempre debemos tomar lo que vemos con un poco de escepticismo. Si bien es una buena manera de hacerse una idea de lo que hacen bien tus competidores, no es exactamente lo que ve “Google”.

No importa lo que hagas, nunca verás lo que ve Google, y solo podemos intentar acercarnos lo más posible.

Por ejemplo, Google utiliza un servicio de renderizado web que utiliza una versión obsoleta de Chrome, que no es compatible con muchas de sus funcionalidades.

Renderizar exactamente lo que ve Google es imposible sin usar la misma versión del navegador que ellos usan.

Las páginas almacenadas en caché también podrían ser inexactas porque Google no siempre actualiza la versión cada vez que la indexa. A veces se puede ver la misma versión durante semanas o meses mientras se hacen pequeños cambios cada vez.

Sería más fácil implementar cambios en tu sitio si pudieras verlos de forma continua en lugar de todos a la vez, pero ese no es el caso de Google.

Ten en cuenta que muchos sitios utilizan la indexación “mobile-first”, y eso puede causar páginas de error. Aunque esta no es la única razón por la que recibirías un mensaje de error, un cambio en el sitio puede hacer que la caché se registre incorrectamente.

Por último, a veces Google no almacena en caché una página en absoluto. Aunque indexan todas las páginas, no siempre las almacenan en caché, por lo que es posible que nunca veas ningún cambio realizado en tu sitio o en el de otra persona. Esto podría llevarte a creer que Google ni siquiera está indexando tu sitio.

La moraleja de la historia es que no hagas cambios drásticos en tu sitio como resultado de lo que ves o aprendes de la caché. Puedes utilizarla como herramienta de investigación y para orientar las mejoras de la página, pero no debe ser el factor principal.

Preguntas frecuentes sobre los sitios web en la caché de Google Cache

¿Google almacena en caché todas las páginas web?

Sí, Google almacena en caché todas las páginas web siempre que todo se haya hecho correctamente para que Google rastree e indexe la página. Las páginas web se almacenan en caché durante aproximadamente 90 días después de que Google las rastree.

¿Cuánto tiempo permanecen las páginas en la caché de Google?

Google mantiene las páginas web en su caché durante unos 90 días, o hasta que la página se rastree nuevamente.

¿Cuál es la forma más fácil de ver una versión en caché de una página web?

La forma más fácil de ver una versión en caché de una página web es escribir cache: en el navegador Chrome y añadir la URL sin espacio entre los dos puntos y la URL.

¿Son seguras las páginas en caché de Google?

Las páginas en caché de Google no son más ni menos seguras que la versión no en caché de la página.

Conclusión

Si esta información te parece insignificante, tenemos otras formas de ayudarte a subir en el ranking y conseguir más tráfico.

No te estreses demasiado por esto. Es una buena manera de ver qué cambios están haciendo tus competidores y si Google piensa que tu contenido es relevante, pero no tienes que confiar demasiado en ello.

Hay muchas maneras de mejorar tu posicionamiento, esta es simplemente una estrategia adicional.

¿Has utilizado la caché de Google para mejorar tu sitio? ¿Qué has aprendido de ello?

Compartir

Neil Patel

source: https://neilpatel.com/es/blog/cache-de-google/