8 Atajos Que te Convertirán en un Líder Más Efectivo

steve jobs

Ser un líder no es algo que fluya de forma natural para muchas personas.

Definitivamente no en mi caso.

Cuando comencé Crazy Egg, no tenía idea de cómo contratar a un desarrollador para crear el producto que tenía en mi cabeza.

Terminé contratando a dos antes de encontrar al que mejor se adaptó. Invertí más de $200,000 dólares antes de siquiera lanzar el sitio.

Pero cualquiera puede aprender a ser un buen líder con la suficiente práctica.

Los líderes que admiramos actualmente, como Steve Jobs, Bill Gates, o Tony Robbins (y muchos otros), no comenzaron sus negocios pensando “voy a ser un excelente líder.”

Crearon compañías porque querían resolver un problema que existía en el mundo.

Pero para lograrlo a gran escala, necesitas construir y hacer crecer un equipo.

Y para lograr esto, necesitas ser un líder efectivo.

Cuando comienzas a construir tu equipo, puede parecer que las personas te siguen porque firmas sus nóminas.

Eventualmente, tus habilidades aumentarán, y la gente te seguirá por quién eres.

pasted image 0 756

Aquí tienes ocho atajos que puedes comenzar a implementar hoy mismo para convertirte en un líder mejor.

Pide feedback regularmente

Haz saber a tus empleados que quieres saber lo que piensan de ti.

Esto no sólo enviará el mensaje de que te importa su punto de vista y experiencia, sino que también te asegurará que estés siempre aprendiendo y creciendo.

Parte de tu trabajo es dar retroalimentación a los miembros de tu equipo para ayudarles a avanzar. Tu equipo debería hacer lo mismo por ti, pero tienes que pedírselo.

Estas son unas cuantas maneras en las que puedes pedirles retroalimentación:

Reuniones uno a uno

Programa reuniones mensuales en las que tus empleados puedan sentirse libres de hablar acerca de la compañía o de ti.

Esto dará a todos la oportunidad de expresar sus sentimientos sin temer perder su trabajo.

La clave es mantener estas reuniones con una perspectiva positiva y en base a problemas reales de la empresa o de liderazgo.

No dejes que se conviertan en sesiones para que tus empleados se quejen de cosas como que el filtro del agua se rompió otra vez.

Encuestas

Envía encuestas anónimas a través del correo electrónico para obtener retroalimentación que la gente pueda sentirse nerviosa de compartir en persona.

Sólo porque alguien sea tímido, no quiere decir que no tenga muchas buenas ideas para compartir.

Retroalimentación en tiempo real

Al anunciar una gran decisión, simplemente pregunta a tu equipo qué opina.

En la siguiente junta general en la que anuncies algo grande, pide retroalimentación a tus empleados.

Un ejemplo podría ser si estás cambiando el plan de salud de todos.

Muchos de ellos pueden tener preguntas relacionadas con el cambio.

Ser abierto a todas las preguntas y comentarios demuestra que no tienes miedo de escuchar distintos puntos de vista, incluso aunque no estén alineados con los tuyos.

Da retroalimentación regularmente

Tu equipo espera que les des retroalimentación. Quieren que lo hagas.

Pero la retroalimentación no siempre significa un comentario constructivo o negativo. La retroalimentación también está orientada a dar un refuerzo positivo.

De hecho, los empleados evalúan a sus gerentes como más efectivos cuando dan retroalimentación positiva sobre ellos mismos.

pasted image 0 751

Esto no significa que lo único que tus empleados quieran escuchar es un “¡Buen trabajo!”

Quieren una crítica constructiva que les ayude a crecer. El truco es encontrar un equilibrio, para que tus empleados no sientan que les halagas de más o que eres demasiado crítico.

Es una línea muy delgada, pero no temas ofrecer más retroalimentación.

El 65% de los empleados quieren obtener más retroalimentación, ya sea positiva o negativa.

Por lo que, ¡es muy probable que tu mensaje sea recibido gratamente!

Invierte la mayor parte de tu tiempo escuchando

El dueño de Virgin Airlines, Sir Richard Branson, dice que una de las habilidades más importantes que un emprendedor puede tener es escuchar más de lo que habla.

Branson, un exitoso hombre de negocios, autor y legendario pensador de la cultura organizacional, siempre lleva un cuaderno con él para anotar cosas que aprende de los demás.

¿Qué podría aprender uno de los millonarios más ricos del mundo de alguien “común?”

Justo eso.

Él no cree que nadie esté debajo de él o por encima de él. ÉL considera a todos como iguales.

Esa es parte de la razón por la que sus compañías del Grupo Virgin tienen una excelente cultura centrada en los empleados, que motiva a las personas a dar lo mejor de sí mismas.

Branson ofrece a sus empleados vacaciones sin límites por un motivo.

Pero no son los excelentes beneficios lo que hace que la gente se quede en sus compañías. Es el hecho de que se sienten queridos.

Él escucha, toma consejos, y trabaja en colaboración con su equipo para administrar su negocio.

Si no escuchara a nadie, quizá nunca habría descubierto qué es lo que motiva a la gente para trabajar en su compañía.

El truco es dominar la escucha activa.

La escucha activa es una manera elegante de decir que en realidad estás poniendo atención a lo que las personas están diciendo.

Podrías dar retroalimentación, escuchar la idea de alguien, o simplemente tener una conversación casual.

pasted image 0 749

La escucha activa parece sencilla, pero necesitas dedicación para llevarla a cabo.

Mucha gente asume que están escuchando una conversación, pero en realidad su mente está en otro lado.

Recuerda el día de ayer. ¿Puedes recordar en detalle alguna conversación que hayas tenido?

Entonces no estabas escuchando.

La próxima vez intenta hacer más preguntas a la persona con la que estés hablando, e intenta repetir algunos puntos clave. Esto demostrará que estás escuchando, y será más probable que recuerdes esos puntos.

Sé Humilde

¿Conoces la expresión “trata a los demás como quieres ser tratado?”

Esto también se aplica a los negocios.

No es algo nuevo, pero es importante. Tratar a tus empleados como quieres ser tratado requiere de humildad y de la habilidad de controlar tu ego.

Si crees que eres mejor que tus empleados porque tú fundaste una empresa o porque trabajan para ti, muy pronto te encontrarás sin equipo alguno.

Como bien dijo Donn Carr, “La gente trabaja para la gente; no trabajan para los negocios.”

¿Quién querría trabajar para un ególatra y pedante gerente?

Acabarán buscando a alguien más para quien trabajar.

Cuando inicié mi primer negocio exitoso, era joven y con poca experiencia con respecto a gestionar personas.

No tuve otra alternativa que aprender y construir mi negocio.

Para mí, el fracaso no era opción.

Claro, ya había fallado antes de tener éxito con Crazy Egg, pero sabía que tenía que ser exitoso eventualmente.

Habiendo crecido como un hijo de inmigrantes que vinieron a este país sin nada, sabía que quería una vida distinta. Quería construir un software que cambiara el mundo, pero mi actitud tenía que ser humilde.

Nunca creí que fuera “mejor que” cualquiera que trabajase para mí, y todavía pienso igual.

Estoy agradecido a todas las personas que han ayudado a construir y convertir Crazy Egg, QuickSprout y KISSmetrics en lo que son hoy en día. Sé que no lo pude haber hecho sin ellas.

Ok, dejemos de hablar de mí.

Lo que estoy intentando decir es que no debes pensar solamente en lo que tus empleados pueden hacer por tu negocio. Debes pensar en lo que tú puedes hacer por ellos.

En esencia, muestra tu humildad.

Mantente actualizado

Como líder de tu equipo, eres la persona que tiene los planes, ¿verdad?

La gente confía en que sepas lo que está sucediendo en tu industria. También esperan que guíes a la compañía durante los momentos económicos complicados.

Para hacer esto, necesitas estar actualizado.

Ver las noticias o leer el periódico no será suficiente. En realidad necesitas construir una red de negocios o dueños de negocios para hablar acerca de temas actuales.

Hay un par de maneras en las que puedes hacer esto.

Únete a un grupo de Meetup.

Meetup.com tiene grupos casi para todo. Un Meetup es como un club. Puedes encontrar un grupo que te guste, unirte, y después ir a eventos que el grupo organice.

Cuando llegas al sitio web, puedes buscar grupos por categoría:

pasted image 0 750

O buscar tu propio tema:

pasted image 0 755

Haz clic en un grupo para obtener más información. Yo elegí el San Francisco chapter de la American Marketing Association.

Cuando estés en la página del grupo, verás una introducción y un botón para unirte al grupo.

pasted image 0 754

También puedes desplazarte hacia abajo para ver eventos próximos a los que puedas asistir como miembro del grupo.

pasted image 0 759

Los meetups pueden ser una excelente manera de construir una red de empresarios locales en tu industria. La mayoría de los eventos también tienen una presentación o speaker, de manera que puedas aprender algunas nuevas habilidades.

Únete a una asociación profesional.

Si bien los Meetups son algo informales, las asociaciones profesionales son normalmente bastante formales.

La mayoría de ellas requieren que pagues una membresía anual o que pagues para asistir a sus eventos. Hay miles de ellas.

La mejor manera de encontrar una para tu industria es buscar online o preguntar a alguien que conozcas.

pasted image 0 748

Algunas asociaciones serán específicas de una industria, mientras que otras son más amplias. Por ejemplo, Ellevate es una red para mujeres profesionales de todas las industrias.

pasted image 0 753

Unirte a una asociación puede costarte unos cuantos cientos de dólares al año, pero el aprendizaje y las oportunidades de networking que tengas harán que valga la pena tu inversión.

No te unas a más organizaciones de las que puedas controlar. Para obtener un valor real de ellas, debes asistir a sus eventos de manera regular.

Practica mucho

Como dije al principio, nadie se convierte en un excelente líder de la noche a la mañana.

Requiere de mucho trabajo duro.

Necesitarás practicar para convertirte en un líder efectivo antes de que notes alguna mejora significativa.

Pero, entonces, un día un empleado podría decirte algo como, “Neil, de verdad admiro cómo me dijiste en qué querías que trabajara. Me motiva, en lugar de hacerme sentir mal. ¡Siempre busco maneras de seguir aprendiendo cosas nuevas de ti!”

Wow.

Así es como juzgo mi éxito como líder. ¡Escuchar un comentario así me hace sentir que todo el trabajo de liderar el equipo ha valido la pena!

¿Pero cuánto necesitarás practicar?

De acuerdo con expertos, 10,000 horas de práctica deberán ser suficientes.

Habitualmente conocida como la “regla de las 10,000 horas,” esta teoría fue popularizada por el autor Malcolm Gladwell en 2008 en su libro “Outliers.”

La teoría básicamente dice que necesitas 10,000 horas de ‘prácticas intensas’ en una actividad o habilidad para convertirte excelente en ella. Claro, probablemente debas ser bueno en ello antes de nada.

pasted image 0 752

El libro de Gladwell habla acerca de gente de negocios famosa y atletas, gente en la cima del éxito y cómo llegaron ahí.

Él argumenta que no sólo se trata de tener talento, aunque es importante.

Su investigación descubrió que es una combinación de talento, suerte y trabajo duro lo que catapultó el éxito de gente influyente como Bill Gates y John Rockefeller.

Cerca de 10,000 horas de trabajo duro y práctica fueron el factor decisivo entre el éxito definitivo o el fracaso.

Ahora que lo pienso, podría decir que esta regla definitivamente puedo aplicármela.

Mis primeros intentos de hacer un negocio online fracasaron, pero eventualmente encontré el éxito a medida que perfeccionaba mis habilidades. Trabajé más de ocho horas al día, por lo que pude convertirme en un experto de marketing online en menos de cinco años.

Independientemente de si crees en la teoría de las 10,000 horas, no puedes negar que practicar una habilidad hace que te vuelvas mejor en ella.

Quizá no seas el siguiente Bill Gates, pero puedes construir una empresa de software con práctica.

Lo mismo se aplica al liderazgo.

Quizá no des conferencias de liderazgo o participes como ponente en eventos hablando sobre tus innovadoras maneras de motivar a los demás, pero definitivamente puedes mejorar quién eres hoy.

Así es como yo me aseguro de predicar con el ejemplo.

Mantén una lista de las habilidades en las que quieras mejorar.

¿Cómo puedes saber a dónde quieres si no tienes un mapa?

Anota habilidades clave que quieras mejorar y revisa tu lista con frecuencia. Para liderazgo, tu lista deberá verse así:

Hay cientos de cosas que podrías anotar. Te sugiero anotar de 10 a 20 cosas para que no te sientas abrumado.

Revisa tu lista mes a mes.

Haz una revisión de tus habilidades cada mes, y piensa en el progreso que has tenido.

Si te sientes seguro de haber dominado una de las habilidades que anotaste, táchala de la lista.

¡No hay mayor satisfacción que completar un objetivo de tu lista!

No importa cómo hagas seguimiento a tu desarrollo como líder, es importante recordar que no necesitas saber todo al principio.

Está bien aprender sobre la marcha.

Da crédito a lo que lo merece

Si conseguiste un logro u objetivo, ¡celébralo!

Recompensa a tu equipo con algo divertido, como una comida gratis o una fiesta en tu oficina. No importa cómo celebres, recuerda darles crédito cuando se lo merezcan.

Si Mark, de Contabilidad, descubre una manera de ahorrar a la empresa miles de dólares, asegúrate de que todos sepan que fue idea de Mark.

Eso no es para hacer sentir mal a otros empleados, o hacerles sentir que no contribuyeron en nada. Siempre debes enaltecer a todos los miembros de tu equipo que hicieron algo bien.

La idea es que reconocer públicamente las contribuciones de los empleados alienta a que mantengan esa misma actitud y motiva que todos trabajen igual de duro.

pasted image 0 758

Sé extremadamente centrado

Una cosa es trabajar con un objetivo, pero otra es trabajar solamente en ese objetivo, bloqueando cualquier otra cosa.

Steve Jobs, ex CEO de Apple, ha sido criticado por ser insensible a las necesidades de los empleados. Algunas personas incluso lo llamaron grosero.

Nunca le conocí en persona, por lo que no puedo hacer un comentario al respecto. Pero, te guste o no, no puedes negar que Steve Jobs era un líder visionario.

Él ayudó a Apple a evolucionar de ser una empresa a punto de ir a la quiebra en 1997, a convertirse en la marca más poderosa del 2017, de acuerdo con Forbes.

pasted image 0 757

Walter Isaacson, el autor de la biografía de Jobs, da crédito al éxito de Apple solamente por la habilidad de Jobs de enfocarse sólo en las tareas más importantes.

Jobs tenía la costumbre de solamente trabajar en cuatro o cinco puntos clave al día. Él bloqueaba todo lo demás que no estaba relacionado con ello.

Eso es realmente poderoso.

A veces, hay cosas que simplemente no puedes bloquear, como un desastre de RRPP o un problema con tu producto. Pero ser consciente del tiempo que dedicas de tu día a todas tus actividades es muy importante.

A mí me gusta hacer una lista de temas pendientes a diario.

Sólo escribo tres cosas en ella. Algunas veces tengo tiempo de completar más tareas, y otras, tengo problemas para cumplir con esas tres en un solo día.

Esa es mi lista de tareas regulares, pero también anoto tareas que, como líder, debo cumplir durante el día.

Podría ser algo como prepararme para la evaluación de un empleado o simplemente recordarle a alguien lo mucho que me encantó trabajar en un proyecto con ellos.

Las pequeñas acciones suman con el tiempo.

Al planear cada tarea día a día, mejorarás tus habilidades de liderazgo poco a poco.

Sólo piensa dónde estarás de aquí a un año.

Conclusión

Requiere de mucha determinación abrir tu propio negocio.

Requiere la misma determinación convertirte en un líder que inspire al equipo y le motive para trabajar.

Si solo te quedas con un punto de este artículo, recuerda escuchar a tus empleados.

Ellos te dirán qué necesitan si estás abierto a escucharles.

Si alguien te dice que necesita más retroalimentación, haz un plan para cambiar tu conducta y aprende a dar más.

Como todo en la vida, hacer un plan es clave para tener éxito a largo plazo. En este caso, al éxito es convertirte en un líder efectivo.

No olvides que el mundo de los negocios también es humano.

Todos queremos trabajar en algún lugar en el que creamos, hagamos algo importante, y seamos reconocidos por nuestras contribuciones.

Cuando tengas dudas sobre cómo manejar un problema de liderazgo, como tener que decidir el dejar ir a alguien, o tener que despedir a alguien, confía en tu instinto. Trata a la gente como te gustaría ser tratado.

Sé amable, pero también motiva a la gente a dar lo mejor de sí.

Sé firme, pero no estricto o injusto.

Pero lo más importante, escucha.

¿Cuáles son las mejores lecciones de liderazgo que has aprendido?

Compartir