Cómo Usar Correctamente la Herramienta de Desautorización de Enlaces Entrantes de Google

disavow

Cheques a mano. Teléfonos de prepago. Penalizaciones de enlaces.

¿Ves el patrón?

Estoy hablando de cosas que la mayoría de las personas no creen que existen.

Pero en realidad sí existen.

Ok, quizá no sea tan sorprendente que los cheques y los teléfonos prepago aún existan. Pero, por alguna razón, la gente cree que las penalizaciones de enlaces ya no ocurren.

Existen razones legítimas por las cuales la gente cree esto, y las veremos en un minuto.

Por ahora, ten en mente que las penalizaciones de enlaces aún suceden.

Debido a que las penalizaciones de enlaces aún están vigentes, necesitas hacer una auditoría de tu perfil de enlaces constantemente, para asegurarte de que permanezca limpio.

Eso también significa que necesitarás convertirte en un maestro de la Herramienta para la Desautorización de Enlaces de Google.

Desautorizar enlaces es una parte importante de cualquier estrategia de backlinks.

Desafortunadamente, esta parte es en la que veo a la gente esforzarse menos.

Por lo que en este artículo, te mostraré cómo usar la herramienta para desautorizar enlaces. Te diré cuándo usarla para que no desperdicies tiempo desautorizando enlaces que no necesitas.

¿Estás listo? Comencemos.

¿Por qué y cuándo deberías desautorizar enlaces?

Primero, permíteme responder estas dos preguntas.

Si todavía no sabes qué es desautorizar un enlace, básicamente es decirle a los motores de búsqueda que no quieres que consideren ciertos enlaces al rastrear tu sitio web.

¿Por qué te podría interesar eliminar un backlink de tu sitio web?

Cuantos más enlaces tengas a tu sitio web, mejor, ¿verdad?

No siempre.

Existen algunos enlaces que dañarán el SEO de tu sitio web si no los eliminas.

Fuente: Solidtechdev.com

La razón #1 por la cual deberías desautorizar un enlace es porque es invasivo o de baja calidad.

Desafortunadamente, muchos sitios web son víctimas de este tipo de enlaces.

Existen unas cuantas categorías de enlaces dañinos:

  • Sitios creados sólo para enlaces
  • Obviamente sitios de spam
  • Enlaces en comentarios de spam
  • Backlinks de sitios en países donde no está tu audiencia (por ejemplo, un backlink de un sitio alemán, cuando tu audiencia está en Estados Unidos).

Fuente: Waterang.com

Quizá te estés preguntando por qué todo esto es tan importante.

En las propias palabras de Google, “un enlace de un sitio web se considera como un voto para la calidad de tu sitio.”

Los buenos backlinks pueden aumentar tu Autoridad de Dominio (DA) y Autoridad de Página (PA), incrementar tu visibilidad en los motores de búsqueda, y ayudarte a posicionarte mejor.

Los backlinks negativos hacen exactamente lo contrario. Dañan tu SEO y hacen que pierdas posiciones.

Dicho esto, no deberías desautorizar enlaces sin fijarte bien en lo que haces.

De hecho, Google muestra una advertencia sobre la Herramienta de Desautorización de Enlaces en su página de soporte:

¡Eso parece bastante intenso! Hasta te hace dudar de querer usar la Herramienta de Desautorización de Enlaces.

Pero no te preocupes.

Google solamente quiere que te asegures de no estar desautorizando los enlaces incorrectos. Deberías primero solicitar que se remuevan, hablaré de esto más adelante.

Aquí está la pregunta del millón de dólares: ¿Qué cuenta como un sitio “normal” o “típico”?

En otras palabras, ¿cuándo necesitarías desautorizar un enlace si Google hace la mayor parte del trabajo?

También se ha hablado bastante sobre el nuevo algoritmo de Google, el cual hace que las penalizaciones de enlaces sean inútiles.

Esta idea vino de una conversación de Facebook entre Gary Illyes de Google y Barry Schwartz de Search Engine Land:

Barry concluyó su artículo diciendo: “Entonces, en resumen, parece que Google Penguin ya no penalizará al sitio o páginas específicas, sino que ignorará/devaluará los enlaces de spam y por ende, los rankings serán ajustados”.

Esto hizo parecer que los webmasters ya no necesitarían la herramienta de Desautorización de Enlaces.

Pero esa conversación no es todo lo que pasó.

¡Vaya!

En Moz, Michael Cottam descubrió que esto no era del todo cierto:

Él está hablando de la diferencia entre las penalizaciones manuales y algorítmicas.

Las penalizaciones manuales son penalizaciones de enlaces que un miembro de Google realiza personalmente. Una penalización algorítmica es la que Google Penguin hace automáticamente.

Lo que Michael descubrió es que Google todavía está haciendo penalizaciones algorítmicas.

¿Entonces qué está pasando en realidad?

A pesar de que Google tenga excelentes sistemas, se les pueden escapar algunos enlaces negativos.

Y si bien el algoritmo de Google Penguin quizá no esté penalizando más sitios web, Google sí sigue haciéndolo.

Estas dos razones son por las cuales todavía necesitas desautorizar enlaces negativos o no deseados.

Si descubres cómo usar correctamente la Herramienta para Desautorizar enlaces, podrás evitar backlinks de mala calidad y asegurarte de que tu SEO sea el mejor posible.

Antes de que desautorices enlaces…

No olvides que desautorizar un enlace siempre es el último recurso.

Básicamente, desautorizar un enlace es decirle a Google que el enlace es una amenaza para tu sitio web. Es una acción que va en serio.

No deberías desautorizar enlaces indiscriminadamente. Como dice Google, podrías dañar tu propio SEO, y eso no es lo que quieres.

Antes de que desautorices enlaces, intenta solicitar que retiren el enlace manualmente.

La mejor manera de hacer esto es enviar un email al propietario del sitio web que está generando el enlace a tu sitio. Normalmente, debe haber un email de soporte o contacto en la parte inferior del sitio web o en una página de contacto.

Quizá también puedas encontrar información de contacto en la página “Acerca de” o en una barra lateral.

Fuente: Coffeewithus3.com

De cualquier modo, normalmente debería haber información de contacto en alguna parte del sitio web o en una red social.

Si no puedes encontrar información en el sitio web, intenta ir a Whois.com.

WHOIS es un servicio proporcionado por la Corporación de Internet para Nombres y Números Asignados (ICANN) que te permite buscar la información del propietario del sitio web.

En Whois.com, puedes encontrar esta información al introducir la URL en cuestión en la barra de búsqueda en la esquina superior derecha y hacer clic en “WHOIS.”

De esta manera, casi siempre podrás obtener un email de contacto.

Cuando encuentres su información, envíales una solicitud para eliminar el backlink en cuestión. Asegúrate de ser específico y educado.

Así se debería ver una buena solicitud para eliminar un enlace:

Fuente: Kissmetrics.com

Si no puedes encontrar alguna información de contacto, mira si hay alguna otra manera de ponerte en contacto con el propietario del sitio web. Como por ejemplo:

  • Contactarlos en redes sociales
  • Comentar en un artículo de blog
  • Buscar el nombre del propietario del sitio en Google

Si aun así no puedes contactar al webmaster, puedes desautorizar el enlace.

Pero siempre solicita que lo eliminen manualmente antes de que lo desautorices.

En el mejor de los casos: El propietario del sitio web aprueba tu solicitud y nadie sale lastimado.

En el peor de los casos: El propietario del sitio web nunca responde (o no lo puedes contactar) y tienes que desautorizar el enlace.

No será el fin del mundo si tienes que desautorizar enlaces, pero es mucho, mucho mejor si puedes lograr que los eliminen sin tener que desautorizarlos.

¿Qué enlaces deberías desautorizar?

Esto puede tener su truco.

Probablemente tengas una gran cantidad de backlinks, y te apuesto a que crees que todos están ayudando a su sitio web.

A menos de que tengas suerte, probablemente tendrás unos cuantos backlinks no deseados.

El problema es encontrarlos.

Para encontrar los enlaces negativos, básicamente necesitas hacer la primera parte de una auditoría de enlaces.

Te explicaré cómo es este proceso en caso de que nunca hayas realizado una auditoría.

En realidad Google te muestra cómo hacer el primer paso:

Así se verá en la interfaz de Google Webmasters.

Primero, ve a la barra lateral izquierda y haz clic en “Buscar Tráfico.”

Después, haz clic en “Enlaces a tu Sitio.”

Debajo de la sección “Quién genera más enlaces,” haz clic en “más.”

Finalmente, haz clic en “Descargar más enlaces de muestra.”

Esto te dará una lista de todas las páginas que apuntan a tu sitio web.

¡Genial!

Ahora… ¿qué puedes hacer con ellas?

Esta lista contiene tanto backlinks buenos como malos, por lo que necesitarás revisar todos para encontrar a los dañinos.

Afortunadamente, no tienes que hacer esto manualmente.

Puedes usar una herramienta para analizar enlaces, de manera que ésta pueda hacer el trabajo difícil por ti.

Para encontrar enlaces dañinos, me gusta bastante la herramienta de Auditoría de Backlinks de SEMrush.

Esta es una de las herramientas más poderosas que he utilizado para analizar backlinks.

SEMrush usa 30 “factores tóxicos” (suena genial, ¿no?) para analizar cada enlace. Por lo que puedes estar seguro que cada enlace que pase la prueba de SEMrush será de muy buena calidad.

Para usar la herramienta, crea una cuenta gratuita de SEMrush. Ve a SEMrush.com y haz clic en “Iniciar Sesión” en la esquina superior derecha.

Selecciona la pestaña “Registrar” y crea tu cuenta.

Una vez que estés dentro, visita tu tablero y haz clic en la pestaña de Proyectos en la barra lateral. En el menú emergente, elige “Crear mi primer proyecto.”

Verás otro botón que dice “Crear mi primer proyecto”. Haz clic en él.

Pega la URL de tu sitio web en la ventana y dale un nombre a tu proyecto. Después, haz clic en “Guardar.”

Para este artículo, llamaré a este proyecto de ejemplo “Eliminación de Enlaces Dañinos.”

Haz clic en “Configurar” debajo de “Auditoría de Enlaces”.

Decide el enfoque de tu campaña, después haz clic en “Iniciar Auditoría de Backlinks”. Elige la opción “dominio raíz”.

Ahora, SEMrush se encargará de la auditoría por ti. Lo único que necesitas hacer es sentarte y relajarte.

Esto debería llevar menos de 10 minutos, para la mayoría de los sitios web.

También puedes usar otras herramientas en conjunto con la Auditoría de Enlaces de SEMrush. A mí me gusta usar Majestic, Open Site Explorer de Moz, y Ahrefs.

Explicar cómo usar cada una de estar herramientas llevaría mucho tiempo, así que mejor visita mi artículo para saber cómo llevar a cabo una auditoría de enlaces, para obtener más información sobre estas herramientas.

Después de que hayas hecho todo, deberías tener una lista de backlinks de spam o de baja calidad.

En la Auditoría de Enlaces de SEMrush, puedes obtener esta lista en la página de los resultados de las auditorías. Haz clic en la pestaña de Auditorías para llegar ahí.

Ahora puedes iniciar el proceso de desautorización justo en la interfaz de SEMrush, pero aun así te recomiendo hacerlo manualmente para que estés 100% seguro de que lo estás haciendo bien.

Si eres nuevo desautorizando enlaces, definitivamente deberías hacerlo manualmente. Esto te dará una mejor idea sobre cómo es el proceso.

Dicho esto, lo que deberías hacer es seleccionar todos los enlaces tóxicos al hacer clic en la pestaña “Tóxicos.”

Después, da clic en el botón Exportar para descargar un archivo .csv de tus enlaces dañinos:

Esta lista es extremadamente importante. Estos son todos los enlaces dañinos que vas a desautorizar.

Cópialos y pégalos en un documento y tenlo a la mano.

Revisa los enlaces sospechosos (¡procede con precaución!)

Antes de que vayas al siguiente paso y desautorices tus enlaces, quiero darte un consejo: Si no tienes muchos enlaces, vale la pena que visites cada uno de ellos.

Todas estas herramientas son maravillosas, pero a veces necesitas comprobarlo por ti mismo.

Claro, esto no es práctico si tienes una gran cantidad de enlaces dañinos. En ese caso, revísalos rápidamente para ver si existe alguna URL que parezca legítima. Después, visita esos sitios.

Por supuesto, deberías estar seguro de tener un anti-virus instalado, y no hagas clic en ningún enlace sobre el que tengas un mal presentimiento.

Echa un vistazo a unos cuantos ejemplos de distintos tipos de sitios que quizá quieras desautorizar.

Digamos que tienes un blog de marketing y encuentras enlaces como estos:

¿Qué tienen que ver el ajedrez y el café con el marketing? Este es un buen ejemplo sobre lo irrelevante para tu tu nicho que puede ser tu primera señal de advertencia.

Las siguientes señales de advertencia vienen cuando visitas los sitios web. El primero es un sitio alemán sobre––adivinaste––ajedrez:

El otro enlace apunta a una receta:

El problema no es que estos enlaces estén apuntando a tu sitio, sino que están en nichos completamente distintos al tuyo.

Esa es una excelente razón para desautorizar ciertos backlinks.

También deberías buscar enlaces que se vean extraños, como éste:

Los TLDs son una gran pista para encontrar enlaces dañinos. Es muy probable que TLDs como .click o .xyz sean sitios web de muy baja calidad.

Y lo más seguro es que, si visitas el sitio anterior, veas esto:

No sé tú, pero para mí, eso no se ve como un sitio para artículos de marketing.

Probablemente hayas visto el patrón––si un backlink no está en tu nicho, considera seriamente desautorizarlo, a menos que tengas una razón en concreto para no hacerlo.

También deberías estar pendiente de TLDs basados en países, como .ru o .cn. Estos no siempre son enlaces dañinos, pero no tienen la mejor reputación.

Ahora, echemos un vistazo a algunos de los sitios web de spam.

Algunos backlinks de spam vienen en todas las formas y tamaños.

Algunos enlaces de spam son más fáciles de detectar que otros. Por ejemplo, los dominios .xyz tienen una reputación de ser spam.

Frecuentemente, estos sitios son maliciosos. Algunos son sitios “warez”, los cuales son sitios para descargar malware que parecen legítimos:

Fuente: Bluecoat.com

Una de las mejores maneras de prevenir que sitios de spam afecten tu sitio web es crear un filtro de spam en Google Analytics.

Pero si ya tienes backlinks de spam, lo mejor es eliminarlos lo antes que te sea posible.

Una vez que estés seguro de tener todos los enlaces dañinos en tu lista, cópialos y pégalos en un documento. Guárdalo como archivo de texto, con una extensión .txt.

Ahora estás listo para usar la Herramienta para Desautorizar Enlaces.

Usando la Herramienta para Desautorizar Enlaces

Gracias a Google, desautorizar enlaces es bastante simple.

Quizá no lo creas, pero esta es la parte más fácil de todo el proceso.

Todos los pasos anteriores son más difíciles porque necesitas estar seguro de desautorizar los enlaces correctos.

Asegúrate de tener preparada tu lista de backlinks. Después ve a la Herramienta para Desautorizar Enlaces en https://www.google.com/webmasters/tools/disavow-links-main.

Selecciona el sitio web que quieras usar y haz clic en “Desautorizar Enlaces.”

Fuente: Webmasters.googleblog.com

Después, verás una advertencia:

Esta es la misma advertencia que vimos antes en la página de soporte de Google. Haz clic en “Desautorizar Enlaces.”

Verás otra advertencia, también puedes ignorarla.

Haz clic en “Elegir Archivo” y selecciona el archivo .txt correcto que tiene todos los backlinks dañinos.

Finalmente, haz clic en “Enviar.”

¡Y eso es todo! Google procesará tu solicitud, y tus enlaces deberán ser desautorizados en unos cuantos días.

Conclusión

Desautorizar enlaces puede ser intimidante si no sabes bien qué hacer.

Puedes dañar el SEO de tu página si abusas de esta práctica, por lo que es crucial hacerlo correctamente.

Creo que cada propietario de un sitio web necesita saber cómo desautorizar enlaces. Esto puede suponer la diferencia entre un perfil de enlaces limpio y uno lleno de spam.

Además, existen muchos beneficios de desautorizar enlaces correctamente.

Lo más probable es que tu sitio obtenga un aumento en posiciones, por lo que será más fácil que la gente te encuentre en los motores de búsqueda.

Tu SEO general también mejorará, por lo que probablemente veas más tráfico en tu sitio web y quizá hasta más backlinks de alta calidad que en realidad te ayuden.

Pero, como dije, no debes desautorizar enlaces si puedes hacer algo más. Una eliminación manual siempre es preferible.

Solamente desautoriza enlaces cuanto no tengas otra opción. En este caso, no temas de usar la Herramienta para Desautorizar Enlaces. Para eso está ahí.

Espero que ahora entiendas mejor por qué deberías desautorizar enlaces y cuándo deberías hacerlo. Sé que puede ser un poco intimidante al principio pero, una vez que te acostumbras, te resultará súper simple.

¿Cuál es tu experiencia con la herramienta para desautorizar enlaces? ¿Fue efectiva para mejorar tus rankings?

Share